Una aproximación a la Teoría de la Conspiración del 11-M

A principios de 2003, FAES, la Fundación por aquel entonces del Partido Popular y que a día de hoy preside José María Aznar, dijo: “Cabe esperar un recrudecimiento de la amenaza terrorista si es que se produce la guerra contra Irak, una amenaza que afectará preferentemente a los países que participen en ella”.

En marzo de 2003 comienza la guerra contra Irak en la que España participa.

En octubre de 2003 el líder de Al Qaeda, Bin Laden, amenaza a España por su participación en la guerra contra Irak.

Los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid son reivindicados por organizaciones terroristas yihadistas como respuesta a la participación de España en la guerra contra Irak.

El Partido Popular no reconoce la autoría del terrorismo yihadista en los atentados del 11-M, dice que ha sido ETA y pone en marcha la “teoría de la conspiración”, con Ángel Acebes, Eduardo Zaplana y José María Aznar como algunos de los grandes impulsores políticos de dicha teoría, con la complicidad de medios de comunicación como El Mundo (Pedro J. Ramírez), La Cope y Libertad Digitad (Federico Jiménez Losantos) y Telemadrid, entre otros. El 11-M se convierte en la gran apuesta periodística de Pedro J. Ramírez y termina siendo su gran fracaso. A finales del 2014 es cesado. Le sustituye su mano derecha, Casimiro García-Abadillo, que, dos años después, también termina saliendo El Mundo.

Mientras el Partido Popular está en la oposición, entre los años 2004 y 2011, dice que cuando vuelvan al Gobierno van a decir toda la verdad sobre el 11-M. Así lo dicen en diferentes ocasiones María Dolores de Cospedal, quien después sería Ministra de Defensa con el Gobierno del Partido Popular, e Ignacio Cosidó, quien después sería nombrado director de la Policía con el Gobierno del Partido Popular, cargo que mantuvo entre 2012 y 2016.

El Partido Popular accede al Gobierno el año 2011, o sea que hasta el 2017 han tenido seis años para explicar lo que decían que sabían del 11-M.

Pero el Gobierno del Partido Popular no sólo no explica nada durante todo ese tiempo, sino que, lejos de dar algún tipo de explicación, durante su mandato aparecen nuevos bulos sobre el 11-M; bulos que algunos medios de comunicación empiezan a airear a finales del 2016.

Los bulos sobre el 11-M surgen a raíz de un documento vinculado al parecer al entorno de la “policía patriótica”, creada mientras es Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y siendo director de la Policía Ignacio Cosidó. La Asociación 11-M Afectados del Terrorismo pidió una reunión con el Ministro del Interior del Partido Popular posterior a Jorge Fernández Díaz, Juan Ignacio Zoido, para que explicase qué sabía de dicho documento. Juan Ignacio Zoido dijo que no sabía nada y prometió buscarlo, si es que existía. Tiempo después, comunicó a la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo que encontró dicho documento elaborado por la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), pero que no decía nada nuevo respecto a lo ya sabido. El documento lo remitió a la Fiscalía. Tenemos que decir que el Sr. Zoido tuvo un comportamiento muy cercano y correcto con nuestra Asociación.

Estamos en el 2019, en el XV aniversario de los atentados del 11-M. El excomisario Villarejo (actualmente en la cárcel y que está siendo investigado por los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales, cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y extorsión) ha venido diciendo en los últimos meses que iba a contar “cosas” del 11-M. Uno de los medios de comunicación que se ha ido haciendo eco de esas “cosas” es elespanol.com, periódico digital creado por Pedro J. Ramírez tras ser cesado como director de El Mundo. Y el actual presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que también fue nombrado patrón de FAES en 2015, se sube al carro y pide “que se llegue a la verdad si hay alguien que la oculta”. Y lo dice él, Pablo Casado, cuyo partido ha tenido la oportunidad en los seis últimos años que ha estado en el Gobierno de decir algo nuevo sobre 11-M. Prometieron que cuando estuvieran en el Gobierno iban a contar la verdad sobre el 11-M y no han contado nada.

El excomisario José Manuel Villarejo declaró el jueves 28 de marzo 2019 en la Audiencia Nacional sobre el 11-M y, como era previsible, nada de nada. Ni datos, ni nombres, nada. El excomisario no mostró ante el juez ningún documento oficial o prueba de sus “conjeturas” acerca de que se había cerrado en falso la investigación del 11-M. En definitiva, otro nuevo fracaso de los teóricos de la conspiración del 11-M.

 

Junta Directiva Asociación 11-M Afectados del Terrorismo

 

2019-06-06T13:52:19+00:00 2/4/2019|Actualidad|