Madrid once de marzo

Ver el listado de poemas

Madrid once de marzo
es el día de la tragedia
que el asesino ha elegido
para estrenar su comedia.

Su teatro es la estación
sus actores los obreros
su trabajo es devoción
como buenos jornaleros.

El tren camina deprisa
y el criminal al acecho
con la mochila cargada
y la muerte por derecho.

La explosión pues se avecina
con un cierto de muerte
por la paciencia asesina
para matar buena gente.

Que lucha por su salario
y por sus hijos en flor
que tengan lo necesario
y no les falta su amor.

Cual delito he cometido
pues no seré un buen actor
mi amor goza compartido
y vivo mi sudor.

Pero la escena es dantesca
la sangre va por el suelo
no dan criterio. ¡qué pasa!
y de repelente. me muero.

Que atentado tan desdichado
al humilde trabajador
para morir destrozado
por el maldito traidor.

Asesino muy traicionero
en este tren de la muerte
la metralla es tu dinero
que ganas. criminalmente.

Pues piden justicia a voces
por la unidad que convenza
a millones de españoles
con divinidad y vergüenza.

La justicia del señor
algún día pedirá cuentas
por tu falta de honor
y con los muertos a cuestas.

La muerte acude deprisa
y no quiere llegar tarde
desolado el mundo queda
sin el amor de la madre.

Consternada España expresa
sin saber lo que decir
si es la ETA o Al-Queda
nos persigue hasta morir.

Extranjeros y españoles
todos unidos por el dolor
en un abrazo de hermanos
por sufrimiento y amor.

Que cesen los atentados
y que no haya más guerra
para vivir siempre unidos
con amor, humildad y decencia.

Jesucristo desde los cielos
ruego a Dios padre con fervor
los muertos son mis desvelos
su injusticia es mi dolor.

2017-01-12T20:24:33+00:00 18/10/2016|Poemas|