DISCURSO DE OLGA SÁNCHEZ, QUIEN FUERA FISCAL EN EL JUICIO DE LOS ATENTADOS DEL TERRORISMO YIHADISTA DEL 11 DE MARZO DE 2004, TRAS RECIBIR LA ENTREGA DEL PREMIO POR LA MEMORIA Y LA PAZ OTORGADO POR LA ASOCIACIÓN 11-M AFECTADOS DEL TERRORISMO

A la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo

 

Excmos., Ilustrísimos, Sras. y Sres.

 

Gracias Pilar por estas cálidas y emotivas palabras con las que has destacado mi encuentro y trabajo con vosotros; me ha sorprendido que tras varios años el pequeño recuerdo que pinté para la asociación pudiera estar presente…sólo quise plasmar una alegoría: la vida se truncó para todos los que fuisteis víctimas de los atentados, pero luego resurgió con fuerza y vitalidad.

 

Extiendo mi agradecimiento a esta Asociación 11-M afectados del terrorismo por la distinción que me ha concedido como Fiscal que intervino en la instrucción y juicio oral del procedimiento tramitado por el Juzgado Central nº 6, cuyo titular en aquellas fechas, Don Juan del Olmo, nos honra con su presencia.

 

En el libro de aforismos “El arte de la prudencia” de nuestro insigne escritor del Siglo de Oro, el jesuita Baltasar Gracián, dice:

 

“el tener inteligencias auxiliares es una gran suerte de los hombres, acompañarse de otros de gran entendimiento que les saquen de los problemas causados por la ignorancia…  

      Es una singular grandeza servirse de sabios,

      es una singular habilidad aprender sin esfuerzo,

      aprender mucho de muchos,

      sabiendo tanto como todos”.

 

La razón de comenzar estas notas con el pensamiento o reflexión citada es por la concurrencia con quien les habla en este procedimiento de numerosas personas con unas altísimas cualidades profesionales y categoría humana que hicieron posible que la instrucción, tramitación y juicio de aquel sumario por los atentados culminara con la condena de parte de las personas que llevaron a cabo aquellos execrables hechos.

 

-Tantas veces como intervenga públicamente en relación con los atentados de Madrid del día 11 de Marzo de 2004, expresaré mi reconocimiento y admiración a la Policía Nacional, a través la Comisaría General de Información, los TEDAX entonces integrado en dicha comisaría, las Comisarías de Policía Científica y Judicial, así como a la Guardia Civil por el riguroso trabajo realizado en esta causa.

A nuestros escoltas por su profesionalidad, cariño y humanidad en aquellos años tan complicados.

 

Todos los que intervinimos nos vimos comprometidos desde el inicio de forma activa, realizamos nuestro trabajo con responsabilidad y rigor en todo cuanto implicó lo acontecido.

 

Aplicamos lo que destacaba la escritora estadounidense, gran defensora de los derechos humanos, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas:

 

Eleanor Roosevelt

     “ganamos fuerza, coraje y confianza por cada experiencia en la que realmente nos paramos a mirar al miedo a la cara…”,

 

pero debíamos… e hicimos lo que creíamos que no podíamos.

 

 

Mi felicitación de forma especial a los Comisarios Sres. Don Rodolfo Ruiz Martínez, Comisario del Puente de Vallecas y Don Juan Jesús Sánchez Manzano, Comisario Jefe de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos, que me han precedido en la obtención de este premio, por el extraordinario trabajo realizado.

 

Y, como estoy empleando la memoria y, este premio tiene el egregio nombre “Por la Memoria y por la Paz”, quiero destacar:

 

En primer lugar: el Recuerdo

 

El Dtor Gregorio Marañón decía:

 

         “aunque la verdad de los hechos resplandezca, siempre se batirán los hombres en la trinchera sutil de las interpretaciones…”

 

Siempre se va a cuestionar el trabajo que se realizó.

 

Hubo muchos intereses espurios que, a lo largo de estos años y, no han tenido que pasar demasiados para que se viera y demostrara cuánta mezquindad había tras esas supuestas investigaciones periodísticas y juicios paralelos mediáticos que se realizaron, pero los errores de la estupidez son irremediables y, como los ignorantes no se tienen por tales, no buscan los que les hace falta.

 

 

         Santa Teresa de Jesús señalaba

 

la verdad padece, pero no perece”

 

Y ello de conformidad con el dicho:

 

“zozobra la verdad mas …nunca ahogada la verás”

 

– Sólo hay que repasar las hemerotecas e informaciones periodísticas.

 

Como escribió Francis Bacon

 

“la verdad es hija del tiempo, no de la autoridad”

 

A estas alturas, nadie y absolutamente nada nuevo, fuera del juicio celebrado, se ha conocido o aportado, como referiré más adelante.

Recuerden que 7 de los partícipes que planearon y ejecutaron los atentados, se suicidaron en Leganés 3 semanas después de la barbarie perpetrada, como se comprobó por la numerosa documental intervenida y unida a la causa.

 

El escritor inglés Lord Byron, decía

 

”puede parecer extraña, pero es verdad, porque la verdad es siempre extraña, más extraña que la ficción.”,

 

 

Pese a todo, el premio Nobel de literatura, Albert Camus destacaba en su obra “La Peste”, en su idea de la solidaridad y capacidad de resistencia humana

en el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio”

 

Esta reflexión enlaza con otro tipo de recuerdos frescos y vívidos, a pesar de que mi memoria falla, no por la mucha información acumulada sino indefectiblemente por el paso de los años…queriendo destacar 3 aspectos:

 

  • Las personas que conocí, víctimas muy diversas como diferentes somos los humanos.
  • De forma destacada y especial los niños, hijos, hermanos, nietos de muchas de las víctimas.

(Jornada en la AN con los magistrados y con quien les habla junto a mis hijos, María y Santiago, niños igualmente que esos otros que tanto habían perdido).

  • En tercer y último lugar el mantenimiento de las relaciones con muchos de ustedes, no solo anualmente el día del aniversario, sino con asiduidad por ser parte de mi vida en muchos aspectos.

 

  • y 3) van imbricadas

 

Desde aquel aciago día muchas y grandes personas afectadas por los atentados conocí y traté; su ejemplo y determinación propiciaron y transmitieron, desde los primeros momentos, al Juez, don Juan del Olmo, Secretario, don Luis Velasco (que también ha tenido la deferencia de acompañarnos esta tarde) todo el equipo del juzgado, dirigido magistralmente por doña Soraya Olaya en la tramitación del procedimiento, forenses de la AN, los miembros de la Policía y Guardia Civil y, a esta Fiscal, valor y decisión en nuestra labor,  para trabajar con denuedo y sin descanso para llegar a las entrañas de lo ocurrido y dar respuesta y consuelo ante tanta tristeza y dolor.

 

Tuvimos claro lo que decía nuestra escritora Cecilia Böhl de Faber (más conocida como Fernán Caballero):

Se justo antes de ser generoso; se humano antes de ser justo”.

 

Como decía, respuesta y consuelo a madres, padres, hermanos, nietos y familia cercana de los que se fueron, así como a tantos, tantísimos heridos que tuvieron unas terribles lesiones y secuelas de por vida.

 

En el caso de los primeros, su ausencia propició, hizo posible que se unieran muchos de ustedes en este proyecto común, junto a los segundos aludidos anteriormente, a los que con tanta fuerza, tesón y valentía han ido luchando cada día por superar las enormes heridas padecidas y sus consecuencias, siendo conocedora que en muchos casos no han sido atendidas como es debido.

 

 

 

 

Como dijo la escritora estadounidense, antes aludida, Eleanor Roosevelt:

 

         “Muchas personas entrarán y saldrán de tu vida, pero sólo los verdaderos amigos dejarán huella en tu corazón”

 

Así mismo destacaba…

 

haz lo que sientas en tu corazón que es lo correcto, ya que se te criticará de todas formas. Se te condenará tanto si lo haces como si no lo haces”.

 

Ha sido la asociación de ustedes, con su ingente y variado trabajo a través de los talleres:

  • Puntadas para el recuerdo, con esos maravillosos tapices, colchas, labores y diseños creativos de patchwork
  • Pintura,
  • Poesía, escritura,
  • Área social, bienestar
  • Charlas, coloquios, visitas a hospitales y colegios, homenajes y, entre otros,
  • Estas distinciones y premios…

Tarea cotidiana de la que tenemos puntual información por las revistas semestrales que editan, que, como pocas asociaciones que conozca, tienen una actividad tan rica, intensa y dinámica.

Han aportado una ayuda extraordinaria a los asociados y a cuantos han llegado en tantos momentos de soledad y sufrimiento haciendo del día a día una superación, siendo empáticos y solidarios con quienes han padecido, así mismo, los efectos de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017.

Todos, en estos días, no podemos olvidar los atroces atentados de Sri Lanka. Creo que nos unimos con solidaridad y oraciones quienes seamos creyentes.

 

Ustedes han permitido que la sociedad, en general, la de Madrid en particular, no olvide la tragedia vivida en primera persona aquel mes de Marzo, hace 15 años.

 

Como decía Charles Dickens:

La verdadera grandeza consiste en que todos se sientan grandes”.

Eso es lo que ustedes han conseguido, que todos cuantos se han acercado a la asociación se vean queridos, amparados, atendidos y escuchados con gran dignidad.

 

Madrid ha sido la ciudad española y de la sociedad occidental que más veces ha sido golpeada, sin piedad alguna, por el terrorismo.

 

La ciudad de Madrid, y cuantos vivimos en ella, no sólo provenientes de los 4 puntos cardinales de España sino de numerosos países que, por razones laborales, turismo o gusto, habitamos en ella, hemos formado una comunidad compacta que, una y otra vez, ha sido generosa en su ayuda y capacidad de reacción ante tanta barbarie.

 

 

En los 15 años que estuve destinada en la Fiscalía de la Audiencia Nacional (Enero de 1993 a Febrero de 2008) muchos atentados terroristas con resultado de muerte y lesiones gravísimas he vivido profesionalmente y, bastantes de ellos fueron cometidos en Madrid.

 

En esta capital del Reino, así mismo, se halla uno de los monumentos más bellos que se erigieron en honor de las víctimas de este atentado, el Bosque del Recuerdo (inaugurado en el primer aniversario por sus Majestades los Reyes D. Juan Carlos y Doña Sofía con varios presidentes de varias naciones y dignatarios internacionales) llamado también bosque de los ausentes, en el que hay 192 árboles (22 olivos y 170 cipreses)  por los 191 fallecidos el día de los hechos y otro más por el agente Torronteras, fallecido el día 3 de Abril siguiente.

Muchas, muchísimas veces he recordado a la pequeña Patricia Razka, de Polonia, tenía 9 meses que murió junto a su padre…, viajaba en el tren que explosionó en la calle Téllez, fue la última que vi en Ifema, … su madre, Yolanda (a la que fuimos a ver D Juan del Olmo y yo al Hospital 12 de Octubre) quedó devastada.

Tampoco se ha ido de mi memoria otra joven guapa y vitalista, Laura Vega, que falleció en el año 2014 como consecuencia de las heridas, habiendo permanecido en estado vegetativo todos aquellos años. Desconozco si hay un árbol en su memoria.

 

El día 11 de Marzo de 2004, como casi todos de ustedes recordarán, era jueves, como hoy, en mitad de una semana de guardia del J. Central nº 6 al que me hallaba adscrita.

El último día de la semana, domingo 14 de Marzo se celebraban Elecciones Generales, como están previstas para el próximo Domingo 28 de Abril.

La proximidad de las fechas de ambos hechos no deja de ser llamativo, estando previsto este acto desde hace varios meses.

 

Lo acontecido ese fatídico día es desgraciadamente conocido por todos ustedes y no voy a reiterar lo investigado y demostrado en Juicio, decidido en la sentencia dictada por la Audiencia Nacional y confirmada por el Tribunal Supremo.

 

(***) Pero no puedo omitir la contundente resolución del J. Instrucción nº 6 de Madrid, confirmada por la Audiencia de Madrid rechazando la personación de víctimas en un caso que estaba cerrado y era cosa juzgada,

no hay campos para plantear recursos más allá de que en algún momento se encontraran pruebas no halladas hasta el momento, cosa poco probable teniendo en cuenta el esfuerzo judicial y policial, así como el detallado seguimiento mediático que ha habido durante el proceso;

los denunciantes (AVT y AAV 11 M, asociación de ayuda a las víctimas del 11-M) no tuvieron en cuenta la sentencia de la AN ni la posterior ratificación del TS…,

mediante juicios de valor interesados y meras conjeturas, elucubraciones, hipótesis y artificiales lecturas de un libro (Tytadine) y artificiosas y parcializadas lecturas fragmentadas, descontextualizadas del resultado del juicio oral seguido en la AN, se pretende sostener la existencia de hechos nuevos…

     El análisis de restos de explosivos, recogida de vestigios, no solo ya fueron valorados por el tribunal sentenciador, y por el TS, sino que el J C I nº 6 y la Sección 3ª de la AN zanjaron también las cuestiones…; …inutilidad total a efectos de descubrimiento de hechos nuevos.

     Nada, absolutamente nada de lo denunciado en el J.I nº 43 añade nuevo a lo conocido y resuelto en el J.I. nº 6

 

     …olvidaron que…

“las interpretaciones discordantes de parte NO PUEDEN IMPONERSE SOBRE RESOLUCIONES JUDICIALES FIRMES…

         Quieren actuar “como policía Judicial, Científica, Tedax, Ministerio Fiscal, jueces de instrucción, salas de recursos, salas de enjuiciamiento de la AN e incluso Sala de lo Penal del Tribunal Supremo…; en suma, pretenden imponer su autodefinida verdad sobre la verdad judicial…,

      devastador ataque al derecho constitucional y a la seguridad jurídica, con la intención de volver a abrir el caso sin elementos novedosos con vulneración del derecho fundamental que impide juzgar dos veces por el mismo delito (***)

 

Tras esto, no puedo dejar de congratularme con las palabras de nuestro ilustre filósofo Ortega y Gasset quien, con mucho acierto, dijo

         “el malvado descansa algunas veces, el necio jamás”

 

– Siguiendo el hilo conductor de estas palabras hacia ustedes:

 

…Tengo la fortuna de contar con el cariño y amistad de muchos  pero no puedo dejar de citar particularmente a mis amigas Isabel Casanova, Flory García Zapata, Jesús Abril,  Eva Girón, Laura Brasero, Pilar Manjón, Eulogio Paz…, son muy especiales para mí, creo, sin temor a equivocarme que, como todos los afectados y de forma notable, han sido un ejemplo de coraje arrebatador, fuerzas sin límites, delicadeza, amor sin parangón a sus hijos, a su padre, en el caso de Laura …

Daniel, Jorge, Angélica, Sergio, …

 

Siempre tuvieron un pertinaz interés en conocer cuanto se iba investigando y resultados de cuanto trabajábamos.

 

El tiempo ha ido y sigue haciendo su trabajo drenando el dolor

 

Quisiera que este acto sea un homenaje vivaz a todos los afectados, a todos los que aprendieron a soportar, sobrellevar la angustia y siguen añorando a los que murieron de forma tan vil y cruel; a los lesionados por su sacrificio de recuperación diarios, por sus testimonios ante la sociedad, que,

 

como decía el poeta y escritor inglés Samuel Johnson:

 

           “El verdadero arte de la memoria no es otro que el arte de la atención”,

Que la sociedad siga atendiendo esta su labor, la que realizan cada día, sin alaracas ni superficialidades. Ustedes conocen cuál es su finalidad cotidiana y le han devuelto la alegría, interés por la vida y creer en la justicia a muchos de los asociados.

 

Comparto la cita del escritor alemán Goethe,

 

“donde se pierde el interés también se pierde la memoria”.

Y no vamos a tolerarlo.

 

De nuevo el dramaturgo franco-argelino Albert Camus nos dejó esta reflexión

 

“el sol que reinó en mi infancia me privó de todo resentimiento”.

 

Ese disgusto o enfado no vamos consentir que se instale en nuestro interior precisamente por la capacidad de superación a la adversidad que han demostrado; como escribió el periodista Juan Cruz, en el diario El País, nuestro afán de superación es una forma de vivir frente a las tentaciones, a veces insalvables, de la maldad que nos rodea.

Ya he aludido anteriormente a esta cuestión en el contenido de las resoluciones judiciales.

 

El segundo aspecto que recuerdo han sido los niños…

 

Varias de las personas que viajaban en el tren explosionado cuando iba en marcha por la C/ Téllez, fueron llevadas al Complejo deportivo de la C/ Daoiz y Velarde.

Sras. y Sres. que, cuando los vi, al igual que más tarde, y durante mucho tiempo por el diferente trabajo realizado en el Pabellón 6 de Ifema, desgarradamente pensé que nunca más podrían volver a llevar o recoger a sus hijos de los colegios, jugar, reír o disfrutar con sus travesuras, alegrías y crecimiento y experiencias.

 

En aquellas fechas mis hijos tenían 5 y 8 años respectivamente. La identificación y compasión fueron infinitas.

 

…  No recuerdo exactamente cómo sucedió.

 

Pero un día decidimos que era importante que los profesionales, el Juez instructor, magistrados y Fiscal, tuviéramos un encuentro con los niños/as que habían perdido a su padre, madre, hermano, primos o familia muy cercana a ellos, o tenían alguno de los heridos en hospitales, de mayor o menor consideración y conocieran cual era nuestro trabajo, qué es lo que la Justicia estaba realizando para que ellos tuvieran una respuesta a sus preocupaciones, dolor y traumas vividos.

 

Aquella reunión se llevó a cabo; fue un día muy especial y tierno para mí.

 

La intervención de aquellos chiquillos, -hoy ya adultos, jóvenes que nos rodean…,-  el recuerdo de esas caritas tan lindas que con tanta inocencia y candor preguntaban… es inolvidable para mí.

 

Creo que, tras tantos años de guardarlos con un cariño e interés que ustedes no pueden imaginar, quiero compartir esta tarde con todos los presentes estos testimonios y estos corazones con sus nombres que me pintaron aquella tarde, para que la Asociación, si lo tiene a bien, haga un mural con todas esas inquietudes infantiles anónimas.

Muchos años en el silencio de una caja, ahora me gustaría que vieran la luz y sean leídos y disfrutados por muchos.

Me van a permitir que dé lectura de algunas de aquellas peticiones que realizaron…

 

También quiero destacar que cada año recibo una tarjeta por Navidad con estos dibujos impagables que pintan con tanto esmero los pequeños de la Asociación (ENSEÑAR)

 

-La paz   

 

Segunda parte de la nomenclatura del premio

 

 

En las meditaciones de San Francisco de Asís encontramos

 

donde hay paz y meditación no tienen cabida la ansiedad y la duda”.

Nuestra mejor arma es la paz. Aprendamos a vivir juntos, a ser artesanos de paz, cada uno a su manera porque el mundo espera este testimonio de esperanza” dice unos de los grandes líderes universales, porque, lo que se comparte, se multiplica    y,

 

como dice un proverbio hindú:

 

“un corazón en paz ve una fiesta en todas las aldeas”

 

Así mismo unos de los patriarcas de la Iglesia Ortodoxa, Gregorio III, dijo al expresidente de los EEUU,

 

“los grandes líderes son aquellos que saben cómo hacer la paz”.

 

 

 

* Permitan, por último,

 

El recuerdo entrañable y especial a mis padres; ya no viven.

 

Así como una mención especial a mi marido y mis hijos:

 

Santiago, mi marido, ha estado a mi lado de forma incondicional desde que nos conocimos hace ya algunos años; pero, aquel periodo de tiempo de la instrucción y juicio y, situación complicada de devastación física y psíquica posterior…, conté con su sosiego, discreción, inteligencia, templanza y amor.

“En los grandes aprietos no hay mejor compañía que un buen corazón” … (B. Gracián).

Hizo posible que saliéramos adelante, dedicando todo su tiempo a nuestros hijos, dada mi constante ausencia por las largas y maratónicas jornadas en el Juzgado y, posteriormente en mi convalecencia.

 

Mis niños…, siempre serán mis niños, aunque ya sean adultos, Santiago y María, María y Santiago.

 

Luz de mis días.

 

Comprendieron y supieron cuál era el trabajo de su madre a pesar de lo que pudiera venir publicado en los medios y, aunque en casa no leían prensa ni veían la TV, siempre había quien por desconocimiento y, seguro sin maldad alguna, les informaban de lo publicado.

Entendieron cuándo no podía estar con ellos y me confortaron con sus besos y abrazos; me acompañaron no sólo a la jornada anteriormente aludida de encuentro con los pequeños en la Audiencia Nacional. Santi era muy pequeño, pero María con 9 años, y decisión propia, vino conmigo, en algunas ocasiones, a visitar a Laura Jiménez al Hospital de parapléjicos de Toledo.

Se implicaron desde su inocencia también con la aflicción de ustedes.

 

Gracias mis niños. Os quiero.

 

 

– Por último, hago mías las palabras del poeta inglés Bowell

 

“el éxito de la vida consiste en seguir siempre adelante”

 

 

Así mismo Jean Batiste Massieu dijo:

 

“El agradecimiento es la memoria del corazón”.

 

 

 

 

Muchas gracias por su atención

 

 

 

Madrid 25 de abril de 2019

2019-05-08T18:53:30+00:00 2/5/2019|Actualidad, Comunicados|